“El Ministerio de Hacienda confirma lo que llevamos tiempo denunciando: que Landaluce sigue aumentando la deuda del Ayuntamiento de Algeciras”

La secretaria general del PSOE algecireño y portavoz municipal, Rocío Arrabal, lamenta que esto ocurra al tiempo que se suben impuestos y empeora el deterioro de servicios públicos esenciales, como la limpieza

La secretaria general del PSOE de Algeciras y portavoz en la Corporación municipal, Rocío Arrabal, ha considerado este martes una “mala noticia” que los últimos datos oficiales del Ministerio de Hacienda que han visto la luz sobre la situación financiera de los ayuntamientos dejen “en tan mal lugar” a Algeciras y confirmen lo que los socialistas llevan ya tiempo denunciando: el incremento, año tras año, de la deuda municipal, a causa de la “malísima gestión del dinero público” por parte de Landaluce y su equipo de gobierno.

La portavoz de la oposición ha considerado especialmente “negativo” que estos malos datos hagan referencia al ejercicio 2023, “precisamente el año en que se tenía que haber empezado a reducir la deuda con los bancos”, tal y como prometió además el alcalde y dirigente del PP en la campaña electoral de las municipales, “y en lugar de cumplir con ese compromiso lo que hace es incrementarla de nuevo”.

Tal y como ha advertido la dirigente socialista, este nuevo incremento de la deuda municipal de Algeciras, uno más, después de 13 años de gobierno de Landaluce, puede ser fácilmente comprobado en la página web del Ministerio, y sitúa la llamada “deuda viva”, es decir, el dinero que se debe a los bancos, en más de 240 millones de euros, a los que habría que sumar todo lo que se adeuda a proveedores y “las facturas guardadas en cajones” para entender por qué el PSOE teme que la deuda real total esté ya en torno a los 300 millones de euros.

Todo un “despropósito” que, según advierte Arrabal, corrobora que “Landaluce es un malísimo gestor de lo público”, y que “tenemos que pagar todos los algecireños de nuestro bolsillo, sufriendo ahora además una subida de impuestos, el impuestazo Landaluce, que sólo en IBI supone una subida de entre 60 y 80 euros más de media al año, y que, encima, ni siquiera sirve para que se mejoren unos servicios públicos cada día más deteriorados, como ocurre, por poner sólo un ejemplo, con el de la limpieza, especialmente en las barriadas”.

Ante las “pobres excusas” con las que desde el equipo de gobierno se ha intentado justificar los datos aparecidos en prensa, Arrabal ha instado al gobierno local de Landaluce a hacer un poquito de autocrítica, dejar de culpar siempre a otros de su “incapacidad para hacer bien las cosas” y asumir responsabilidades. “Ahora toca echarle la culpa al Gobierno, porque cuando les interesa el dinero de los fondos europeos no es de Pedro Sánchez, sino de Europa, y cuando no les interesa lo cuentan al revés”, ha criticado la portavoz del PSOE, reprochando a los populares que “no digan la verdad” y reconozcan su “absoluta falta de previsión”.

Ellos ya sabían, cuando lo pidieron, que el dinero para los nuevos autobuses lo tenían que adelantar, porque los fondos europeos se pagan una vez ejecutados los proyectos para los que fueron solicitados y justificados los gastos, pero no han sido previsores… Además, el 20 por ciento le corresponde ponerlo a la administración local, y ni siquiera esa pequeña parte han sido capaces de abonarla sin recurrir a operaciones de tesorería”, ha aclarado Arrabal, lamentando que el gobierno de Landaluce siga empeñado en intentar engañar a la ciudadanía a base de “mentiras, medias verdades, despilfarros y propaganda”.