El PSOE condena que Landaluce esté utilizando Onda Algeciras TV para “vender humo” y “silenciar a la oposición”

Según confirma el último informe del Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA), las “directrices políticas” del PP provocan “falta de pluralismo político y de calidad democrática” en la televisión pública local de Algeciras, en la que el gobierno municipal acapara un 85% de la cuota de pantalla, y la oposición se reparte un 10,9%

Un informe del pleno del Consejo Audiovisual de Andalucía del pasado 20 de diciembre, al que ha tenido acceso esta semana el Grupo Municipal Socialista de Algeciras, alerta sobre un importante “déficit de pluralismo político en los espacios informativos de distintas televisiones municipales de la comunidad autónoma, entre ellas, con datos que no dejan lugar a dudas, Onda Algeciras TV. Algo que desde el PSOE algecireño se ha venido denunciando en distintas ocasiones, y que este nuevo estudio del CAA viene a ratificar.

Concretamente, los datos analizados por el CAA en la Decisión 22/2023, que se refieren al periodo comprendido entre 16 de junio de 2022 y el 15 de junio de 2023, muestran un “elevado” tiempo de palabra de los actores del gobierno municipal, que en el caso de Algeciras asciende al 85%, mientras que el porcentaje dedicado a los partidos de la oposición, antes y después de las últimas elecciones municipales, fue de apenas un 10,9%.

Para el PSOE de Algeciras, es “más que evidente” que son las directrices políticas del gobierno que preside José Ignacio Landaluce, y su empeño por “utilizar con fines propagandísticos nuestra televisión pública local, la que pagamos todos los algecireños de nuestro bolsillo, con nuestros impuestos”, las que han llevado a esta preocupante situación, a pesar de la profesionalidad y el buen hacer de los trabajadores de dicho medio de comunicación.

Así lo ha denunciado tras conocer el informe del CAA la secretaria general del PSOE de Algeciras y portavoz en la Corporación municipal, Rocío Arrabal, que insta públicamente al dirigente algecireño del PP y a su concejal de Comunicación, Susana Pérez Custodio, a tomar nota de lo denunciado en dicho estudio, hacer “un poco de autocrítica” y “dejar de utilizar reiteradamente de manera tan descarada a la televisión pública local en su propio beneficio, para vender humo, estar en permanente campaña electoral, gratis para él, eso sí, y tratar de silenciar y minimizar a la oposición”.

La también parlamentaria andaluza, que recuerda que la televisión pública nos cuesta a los algecireños 1,7 millones de euros al año, lamenta que esa falta de pluralismo político reconocida por el Consejo Audiovisual, y que, ha insistido, “es fruto de una decisión política equivocada”, condicione el “gran trabajo” que diariamente realizan los profesionales tanto de los servicios informativos como del resto de la programación de Onda Algeciras TV. “Lamentablemente, ni toda la profesionalidad del mundo puede evitar que, por el narcisismo del alcalde y su empeño en controlar y manipular a las empresas públicas a su antojo, a la audiencia le acabe llegando al final una información sesgada y parcial, que no refleja fielmente todo lo que ocurre en nuestra ciudad, sino únicamente lo que al señor Landaluce le interesa o le parece bien que salga”.

Como ejemplo, Arrabal se ha referido al “resumen del año” emitido recientemente, en el que “entre las noticias más importantes de 2023 no aparecía la de la aprobación de la subida de impuestos, ni tampoco ninguna imagen de la actividad desarrollada por los concejales de la oposición, por no hablar del hecho de que desde este medio público se haya omitido información sobre la polémica contratación como personal de confianza del alcalde de la ex edil del PP Laura Ruiz, condenada por la Justicia, y que el gobierno municipal consideró en su momento que tampoco era un tema ‘importante’ ni de interés para la ciudadanía”.

Medidas “urgentes y eficaces” para equilibrar la presencia de los grupos municipales y la oposición en los informativos

En su informe, el Consejo Audiovisual de Andalucía recuerda, textualmente, que “el pluralismo político está recogido en la Constitución Española, en su artículo primero, como un valor superior del ordenamiento jurídico español. Constituye, además, un principio fundamental de las sociedades democráticas, por cuanto la legitimidad de la expresión de todas las ideas políticas democráticas y la utilidad de su confrontación alcanzan su pleno sentido a través del necesario respeto al pluralismo político. Todos los medios de comunicación, y de forma fundamental los de carácter público, están obligados a favorecer el pluralismo, reflejando de forma proporcionada las diferentes corrientes políticas e ideológicas presentes en la sociedad”.

En sus conclusiones, el CAA “constata con grave preocupación la preponderancia y la presencia excesiva de los gobiernos municipales en los espacios informativos de la mayoría de las televisiones locales analizadas. Independientemente del color político de los distintos gobiernos que gestionan las televisiones, se consolida la existencia de un “modus operandi” para favorecer la presencia del partido que forma el equipo de gobierno municipal en detrimento de la de otras formaciones”. “En consecuencia, el CAA insta a los prestadores a que tomen medidas urgentes y eficaces para equilibrar la presencia de los grupos municipales y de la oposición en los espacios informativos”.

Según las conclusiones del informe, Onda Algeciras TV no se encuentra entre las pocas televisiones públicas locales andaluzas que, tras las recomendaciones del informe del año anterior, han hecho un “esfuerzo” y han reducido la presencia de los partidos del gobierno en sus contenidos informativos. Más bien al contrario, la desaparición de Ciudadanos del gobierno municipal ha reforzado la presencia mediática del PP algecireño, en la que se incluye también, como en el caso de otras televisiones de municipios gobernados por el PP, un mayor tiempo dedicado a las noticias relacionadas con la Junta de Andalucía.

En otro orden de cosas, también cabe destacar que, en general, el CAA llama la atención sobre el hecho de que el tiempo de palabra femenino sea bastante inferior al masculino, y apunta a que, en éste y otros aspectos, habría que pasar ya de las “recomendaciones” a un seguimiento más próximo.

En este sentido, hay que mencionar también que las consejeras Teresa Jiménez, María del Mar Ramírez e Isabel Pedrote emitieron un “voto particular” para dejar constancia de que “los alarmantes datos que ofrece este informe requieren una actuación más contundente en el marco de sus competencias por parte de un organismo regulador como lo es el CAA”, y que “estas acciones deberían estar orientadas a conocer si las televisiones públicas locales de Andalucía adoptan medidas, el contenido de las mismas y su cumplimiento”.