El PSOE critica el “postureo” de Moreno Bonilla ante el narcotráfico y le reclama medios y un “compromiso real”

La diputada por Cádiz Rocío Arrabal ha intervenido este miércoles en el pleno del Parlamento andaluz ante la comparecencia de Antonio Sanz tras lo ocurrido en Barbate, un tema “complejo” en el que el PP tiene “credibilidad cero” y ante el que la Junta sigue sin asumir sus competencias

La parlamentaria socialista por Cádiz Rocío Arrabal ha lamentado este miércoles en la Cámara autonómica el “cinismo” y la “indecencia” del gobierno de Moreno Bonilla en relación a la lucha contra el narcotráfico, una lucha que, tal y como han advertido desde las coordinadoras antidroga del Campo de Gibraltar, no se resuelve sólo con medidas policiales, y en la que la Junta tiene muchas asignaturas pendientes en el marco de sus competencias.

Arrabal, que ha comenzado trasladando sus «condolencias» por las muertes de los dos guardias civiles que recientemente perdieron la vida en Barbate en acto de servicio, y deseando «que todo el peso de la ley recaiga sobre los asesinos», ha afeado al consejero de Presidencia, Antonio Sanz, que él y otros dirigentes del PP estén intentando “sacar rédito político de esta tragedia”, de una manera “irresponsable y frívola», aprovechándose del dolor de aquellos que dicen defender para “hacer política barata».


“El gobierno de Moreno Bonilla
ha puesto en marcha su política propagandística de acoso y derribo contra el Gobierno de España como si la Junta de Andalucía no tuviera responsabilidades, pues las tiene y no son pocas”, ha advertido la parlamentaria del Grupo Socialista, recordando que dichas competencias incluyen la de dotar de más recursos humanos y materiales a los juzgados del Campo de Gibraltar, algunos de los cuales se están cayendo a pedazos, pero también la de dotar de más medios a policías portuarias como la de Barbate, y poner en marcha planes de formación y empleo juvenil que son muy necesarios en una provincia, la de Cádiz, con un 40% de paro juvenil y un alto índice de abandono escolar, que provocan situaciones de marginalidad de las que se aprovechan las redes del narcotráfico.

Cuando el PP gobierna en España, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad están en mínimos históricos y, cuando gobiernan en la Junta, sólo hay inacción”, ha lamentado Arrabal, que ha recordado a Sanz que en los años en los que él fue delegado del Gobierno, con Zoido de ministro del Interior de Rajoy, había muchos menos efectivos policiales que ahora, se había perdido el principio de autoridad en la zona y “la Guardia Civil no tenía ni gasolina para las embarcaciones”, hubo muertes, entre ellas la de “un niño arrollado en una playa de Algeciras por una narcolancha”, y “no dimitió nadie, porque para ustedes eran ‘casos excepcionales’”.

El PP tiene ‘credibilidad cero’ en la lucha contra el narcotráfico, ya que cuando podían hacer desde el Gobierno no hicieron nada, y desde hace 5 años, desde la Junta de Andalucía, tampoco”, ha continuado Arrabal, recordando, con recortes de prensa, que Moreno Bonilla prometió en 2018 recuperar la Oficina Andaluza Antidroga, y nada se sabe de aquella promesa, como tampoco se sabe qué fue del Plan Integral de Dinamización Social y Económica del Campo de Gibraltar, que formó parte del programa electoral del PP en 2018 y luego desapareció. Tampoco se han llevado a cabo en estos 5 años, recordó la diputada, las prometidas medidas de formación, empleo, educación y desarrollo de políticas sociales en las barriadas con riesgo de exclusión, que son caldo de cultivo para el asentamiento de estas organizaciones criminales, por lo que ha exigido a Sanz durante su intervención un “compromiso real, en vez de postureo para sacar rédito político”.


“Su partido lo preside un amigo de
un narco. Mientras Feijóo sea presidente del PP, no tienen ninguna credibilidad ni altura moral para dar lecciones en esta materia. Saquen al amigo de los narcos de su partido, laven su casa, y después salgan a dar lecciones”, ha añadido la diputada socialista, que también ha recordado que nadie en el PP ha pedido todavía la dimisión de la alcaldesa de Marbella, que tras la tragedia de Barbate pedía más medios policiales, estando ella misma envuelta en un escándalo relacionado con el narcotráfico.


Rocío Arrabal ha insistido en que la provincia de Cádiz se merece unidad institucional para luchar
con más eficacia contra el tráfico de drogas, “no demagogia, mentiras y manipulación”, y ha exigido al gobierno de Moreno Bonilla que “asuma sus responsabilidades” y “se comprometa de verdad a trabajar contra el narcotráfico desde sus propias competencias”.