El PSOE de Algeciras lamenta la actitud “dictatorial” del PP ante su incapacidad de defender unos presupuestos que “descuartizan” los servicios públicos

El viceportavoz socialista, Fran Fernández, afea a la delegada de Hacienda la “mediocridad política” de recurrir al insulto al adversario ante la falta de argumentos, y pide al gobierno local “respeto” al trabajo de la oposición, esencial en toda democracia

El secretario de organización del PSOE de Algeciras y viceportavoz municipal, Fran Fernández, ha lamentado en las últimas horas la “actitud dictatorial” del Partido Popular de Landaluce y, muy especialmente, las “desafortunadas” declaraciones de la concejal delegada de Hacienda, María Solanes, quien, ante la falta de argumentos para defender la desastrosa gestión económica del gobierno local, opta por la “mediocridad política” de canalizar su frustración y su enfado insultando al adversario.

En ningún momento ha desmontado con datos y argumentos políticos ni un solo dato de los que hemos desvelado desde el Partido Socialista, en nuestra crítica política a los presupuestos para 2024, sino que se ha limitado a compartir públicamente su cabreo, a insultar, a enredar y a enfangar la labor de la oposición”, ha lamentado Fernández, señalando que esos “tics dictatoriales” no sólo se evidencian en esa “absoluta falta de respeto al papel que la oposición tiene en una democracia”, sino que se reflejan también en la progresiva “descuartización” de unos servicios públicos cada vez más caros y deficientes, así como en la “persecución económica” al ciudadano a través del “impuestazo Landaluce”.

El viceportavoz socialista recuerda que el PSOE de Algeciras tiene una importante labor que realizar desde la oposición, la del control y la fiscalización de la acción del gobierno local, y que dicha labor está amparada por las reglas democráticas, que “no sabemos si la señora Solanes las entiende o las ignora”, pero sobre las que, a tenor de sus últimas declaraciones, demuestra tener un “serio problema” para “interiorizarlas”.

Es esa “falta de actitud democrática”, continúa Fernández, la que lleva al gobierno local del PP a ocultar datos a los grupos de la oposición y a no enviar toda la documentación que se les solicita, así como a utilizar la “la estrategia de las medias verdades”, que “pueden llegar a ser aún más peligrosas que las mentiras”, con el objetivo de manipular y confundir a la ciudadanía.

No es de recibo, ni de sentido común, que a la oposición se nos entreguen unos 20 folios, aduciendo que eso es el borrador de los presupuestos, y que en base a ello pretendan justificar toda su gestión… En primer lugar, porque hay informes técnicos del pasado mes de febrero que no se nos facilitan, pero aún es más grave cuando vemos que los informes técnicos son con fecha de mayo, y no es viable que nos entreguen algo que no existía”, explica Fernández.

Por tanto, miente, y miente también cuando señala a otros como responsables de una gestión que le corresponde en exclusiva al gobierno local de Landaluce”, añade el dirigente socialista, recordando que “si el 70% de los ayuntamientos tienen aprobados y ejecutándose sus presupuestos, mientras que en Algeciras, con una mayoría absoluta, se están empezando a presentar en mayo, eso no significa otra cosa que su clara incapacidad para gestionar”.

Así pues, desde el PSOE algecireño se “invita” a la concejal delegada de Hacienda a que “insulte menos” y a que “se ponga a trabajar ya” en los Presupuestos de 2025, para que luego, ante su “absoluta incapacidad para encajar las críticas”, no tenga que recurrir otra vez a la “desfachatez política” de mentir y de insultar, señalando culpables que solo están en su mente y en la del alcalde de Algeciras.

Sólo a Urbaser se le deben más de 10 millones de euros

En conclusión, desde el PSOE de Algeciras se insta a la señora Solanes a “centrarse” en solucionar al menos dos de los “graves problemas” que tiene actualmente: el de no querer entender las normas democráticas y el papel que dichas “reglas del juego” atribuyen a la oposición, en este caso al Partido Socialista, y el “grave problema económico” que está lastrando al Ayuntamiento, con una deuda cuya cantidad global “no se atreven a confesar ni son capaces de gestionar” y para muestra, un ejemplo: sólo a Urbaser, la empresa concesionaria de Parques y Jardines, le deben en estos momentos más de 10 millones de euros.