El PSOE de Algeciras vota en contra de unos presupuestos “ficticios y desequilibrados”, que olvidan las barriadas y los servicios públicos

Los socialistas pidieron que su aprobación quedara sobre la mesa durante un pleno en el que también votaron en contra de la subida definitiva del recibo del agua, lamentando que “entre unas subidas y otras” el PP de Landaluce esté “castigando” a las familias trabajadoras

El Grupo Municipal Socialista ha reiterado este viernes, 31 de mayo, su rechazo al proyecto de presupuestos para 2024 que el PP de Landaluce ha elaborado “tarde y mal”, que son “ficticios” y “no están equilibrados”, así como a la aprobación definitiva de la subida del recibo del agua, que se suma al “castigo” que están sufriendo ya en sus bolsillos las familias de Algeciras.

La portavoz socialista, Rocio Arrabal, ha lamentado que el PP haya llevado a pleno este viernes, «con retraso y mintiendo sobre el por qué de ese retraso«, la aprobación unos presupuestos que “no sólo no son los más sociales de la historia, como ha llegado a afirmar el alcalde, faltando a la verdad”, sino que son «desoladores», y que tan sólo representan «su incapacidad de gestión, su incapacidad inversora y su incapacidad para resolver los verdaderos problemas de los vecinos y vecinas de Algeciras «.

Unos presupuestos «sin cabeza y sin corazón», que dejan al descubierto «su falta de proyecto para la ciudad, el impuestazo Landaluce y su gran mentira», y que no permitirán acabar con el abandono de las barriadas y el deterioro de los servicios públicos, consolidando la «sumisión» del PP a «los intereses privados de unas empresas que se dedican a demandarles y a cobrar intereses de demora mientras incumplen los pliegos de condiciones».

Arrabal pidió durante el debate que dichos presupuestos, que «no se ajustan a la realidad, ni están equilibrados», quedaran sobre la mesa, tras lamentar que el PP se empeñe en seguir recurriendo a la «falsa cantinela» de la herencia recibida, ante su «incapacidad» para cumplir con los planes de ajuste y reducir una deuda cuyo origen es anterior a la etapa socialista, y que el PP, además, no ha parado de aumentar en los últimos 13 años, hasta rondar los 300 millones de euros actuales, entre deuda bancaria, préstamos para pagar otros préstamos, y facturas impagadas a empresas prestatarias de servicios y proveedores.

Arrabal ha insistido durante su intervención en que el PSOE no puede respaldar un presupuesto que «se olvida también de los jóvenes, de los desempleados y de los más vulnerables» y que «pretende recaudar 5 millones de euros más del bolsillo de los ciudadanos, con una subida de impuestos que los ciudadanos ya están notando en el recibo del IBI, de un 12,5% más, y de vehículos, entre otras subidas», y que evidencia, además, «un serio problema de contención del gasto».

A este respecto, la portavoz del PSOE ha recordado que en 2023 se ha gobernado finalmente con 178 millones de euros, no con los 120 millones del presupuesto anterior, como así lo demuestra el informe del interventor. Y «lo mismo va a pasar en 2024, irán incrementando los gastos con modificaciones presupuestarias, aunque pretendan hacernos creer que van a gobernar con 125 millones».

Como tampoco se puede creer nadie, continuó Arrabal, la “falsedad” de que los presupuestos para 2024 no se han presentado antes “por culpa” del Gobierno de Pedro Sánchez, cuando “el 80% de los ayuntamientos de España tienen ya sus prespuestos”, y cuando, además, en Algeciras ya ocurrió prácticamente lo mismo el año pasado, cuando el PP no fue capaz de aprobar sus cuentas para 2023 hasta entrado el mes de julio, pese a que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) estaban aprobados desde antes de que terminara 2022.

La subida del agua, otro “castigo” para las familias trabajadoras

En cuanto a la aprobación definitiva de la subida del recibo del agua, que también ha contado con el voto en contra del PSOE, Arrabal ha lamentado que se grave el consumo de “un bien de primera necesidad” y se castigue también así a las familias trabajadoras de Algeciras, que «entre unas subidas y otras no van a poder ni salir a la calle». La portavoz socialista, que ha recordado que “no sólo nos suben el abastecimiento, sino también el alcantarillado”, ha criticado que, sin informes económicos, digan que el agua «estaba barata» los mismos que «votaron en contra de subir el Salario Mínimo Interprofesional, porque les parecía mucho».

Estamos hablando de una subida con la que ustedes pretenden recaudar más de 1 millón de de euros al año, y que, traducida al recibo, va a oscilar entre los 25 y los 30 euros al año, más la subida correspondiente al canon de mejora municipal, más los 40 euros anuales del canon autonómico… En total, hay hay familias que van a ver incrementado su gasto en agua hasta 85 euros más al año. ¿Dónde pone que el IPC hay que aplicarlo con efecto retroactivo?”, inquirió Arrabal al concejal delegado de Emalgesa, al que también recordó que en las cuentas de “hay un desfase de 900.000 euros que no sabemos de dónde sale”, y actuaciones que no se están ejecutando, mientras que “la zona de la playa de La Concha sigue oliendo muy mal” y el alcalde sigue “incumpliendo” con la segunda fase de la obra de los colectores.