El PSOE exige una explicación urgente a Landaluce en la que aclare sus intereses privados y públicos

Daniel Moreno: “ Es inadmisible el silencio de Landaluce, pero tanto en este caso como en otros, el más reciente el referente a la todavía concejala de Educación, Laura Ruiz”

El PSOE de Algeciras exige una explicación urgente al alcalde José Ignacio Landaluce en la que aclare sus intereses privados y públicos; especialmente en relación a las últimas noticias en las que se manifiesta que el primer edil tiene participación en el local que alberga las facturas aportadas por la concejal de Feria y Fiestas, Juana Cid, con un importe superior a 800 euros.

El pasado lunes el equipo de gobierno local hizo llegar a la Comisión de Hacienda unas facturas que, según las declaraciones de la concejal de Hacienda, se encontraban en un cajón desde hacía seis años, acusando a un funcionario de mantenerla escondida. El tiempo transcurrido, la falta de información referente a qué gastos protocolarios corresponden y el silencio del alcalde han sorprendio al PSOE.

Los socialistas seguran que conforme se van conociendo más datos en relación a las facturas de comidas y habitaciones de hostales con pago a justificar, mayor es su preocupación por la falta de transparencia en la gestión del gobierno de Landaluce.

Landaluce se vanagloria de la transparencia de su gestión, pero los hechos están demostrando un gobierno popular completamente opaco y despilfarrador. Le debe a los algecireños una explicación urgente de cuáles son sus verdaderos intereses”, señala el secretario de organización socialista, Daniel Moreno.

Desde el PSOE continúan exigiendo conocer las facturas que se esconden en los cajones del gobierno local, ya que “es inadmisible el silencio de Landaluce, pero tanto en este caso como en otros, el más reciente el referente a la todavía concejala de Educación, Laura Ruiz. Landaluce no deja de encadenar polémicas mientras abandona su gestión”, contesta Daniel Moreno.

El secretario de organización socialista se sorprende de que una factura como esta haya estado seis años en un cajón, y se suma que ahora conocemos que es, en parte, dueño del local a través de una sociedad.

Los intereses particulares de Landaluce en el alquiler de numerosos locales, a través de diferentes sociedades, incluyendo la sede del PP, son de sobra conocidos. Ahora hemos conocido un capítulo más en la serie de mentiras de Landaluce: decía que no gastaba en hoteles y vemos que sí; que su gobierno es transparente y averiguamos que oculta facturas; decía no recibir dinero alguno del ayuntamiento cuando descubrimos que cobraba más de 10.000 euros; alardea de una gestión limpia y sin embargo la Fiscalía pide cuatro años de cárcel para su delegada de Educación por revelación de secretos. ¿A qué juega Landaluce?”, concluye Daniel Moreno.

Abrir chat