El PSOE lamenta que Moreno Bonilla siga “dando la espalda” a los trabajadores de Acerinox, tras 66 días de huelga

La parlamentaria socialista Rocío Arrabal ha vuelto pedir al Gobierno andaluz que lleve a cabo una “mediación política” que contribuya a resolver ya un conflicto laboral que está “enquistado”, y que afecta a más de 1.800 familias en el Campo de Gibraltar

La secretaria general del PSOE de Algeciras y diputada autonómica por la provincia de Cádiz, Rocío Arrabal, ha lamentado este jueves la “respuesta esquiva” del Gobierno andaluz a la pregunta que ha realizado en el pleno del Parlamento sobre la “falta de mediación política” en el conflicto laboral de Acerinox, que supera ya los 66 días de huelga sin que haya sido posible todavía alcanzar un acuerdo entre los 1.800 trabajadores y la dirección de la acería, ubicada en el término municipal de Los Barrios (Cádiz).

La parlamentaria del Grupo Socialista ha insistido en que “la mediación política” por parte del Gobierno andaluz es “absolutamente necesaria” en la resolución de un conflicto que está actualmente ”enquistado”, y que afecta a miles de familias en el Campo de Gibraltar, una comarca muy castigada por el desempleo que necesita que este conflicto laboral se resuelva “cuanto antes” y de manera “favorable”.

Moreno Bonilla no puede seguir mirando para otro lado mientras se alarga un conflicto que está en sus manos resolver, no puede seguir dando la espalda a toda una comarca, y políticamente claro que se puede contribuir a resolver este tipo de situaciones, cómo que no, más aún si tenemos en cuenta que a nivel técnico la negociación empezó hace más de un año, y sigue sin avanzar y sin dar resultado”, ha señalado la diputada algecireña, que, junto al líder del PSOE andaluz, Juan Espadas, y otros compañeros, acudió también a mostrar su apoyo a los representantes del comité de empresa que se habían concentrado a las puertas del Parlamento autonómico.

Durante su intervención en la Cámara, Arrabal preguntó a la consejera de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, “qué labor de mediación política está dispuesta a hacer para resolver este conflicto», y le reprochó que hubiera pedido a los trabajadores «exactamente lo mismo» que la empres, instándoles a que dejen la huelga. “Señora consejera, no nos hable de la complejidad técnica, ni de las reuniones ya celebradas, que eso lo conocemos, pase de pantalla…¿Cuál es el papel del Presidente de la Junta, de usted como consejera de Empleo, de la consejera de Economía, del consejero de Industria o del consejero de Presidencia, más ligado a la provincia de Cádiz?”, reiteró Arrabal, insistiendo en que lo que los socialistas le piden a la Junta es “intervención, mediación política”, porque “instumentos hay para ejercerla, sólo hay que querer y mostrar sensibilidad para con estos trabajadores, que están luchando por sus derechos, por el pan de sus casas y por una vida laboral que les permita la conciliación familiar”.

Dejen de tirar balones fuera y asuman su responsabilidad, medien políticamente e involúcrense en este conflicto, que está en sus manos ayudar a resolverlo y a que no se dilate más en el tiempo esta agonía”, añadió Arrabal, que instó públicamente a Moreno Bonilla a “dejar de hacer espectador, que es el presidente de la Junta, y no sólo está dando la espalda a estos 1.800 trabajadores, sino también a los 300.000 habitantes del Campo de Gibraltar”.