El PSOE seguirá reclamando a la Junta que solucione el “alarmante» deterioro de la residencia de San José Artesano

«No nos vamos a dar por vencidos, vamos a seguir registrando iniciativas para que la Consejería de Inclusión ponga fin a esta negligencia política, y para que el Ayuntamiento de Algeciras deje de mirar para otro lado”, advierte la parlamentaria andaluza y portavoz municipal, Rocío Arrabal

La secretaria general del PSOE de Algeciras y parlamentaria andaluza, Rocío Arrabal, ha reiterado este lunes su “preocupación” por el “cada vez más alarmante deterioro” que viene sufriendo la Residencia de Mayores de San José Artesano, y ha lamentado tanto la inacción de la Junta de Andalucía como el “silencio cómplice” del gobierno local de Landaluce.

Los socialistas no nos vamos a dar por vencidos, vamos a seguir registrando cuantas iniciativas parlamentarias sean necesarias para que la Consejería de Inclusión Social actúe y ponga fin a esta dejación de funciones y para que desde el Ayuntamiento de Algeciras se deje de mirar para otro lado ante lo que es un claro caso de negligencia política”, ha señalado Arrabal, recordando que el edificio se encuentra actualmente “prácticamente en ruinas”, con la inquietud que ello provoca tanto en los residentes como entre los propios trabajadores.

Asimismo, la también portavoz municipal del PSOE en el Consistorio algecireño recuerda que la situación es aún más lamentable teniendo en cuenta que se trata de la única residencia pública de mayores de todo el Campo de Gibraltar, una comarca en la que las listas de espera para tener acceso a una plaza en una residencia son “cada vez más interminables”, al igual que ocurre en otros puntos de Andalucía.

Es un auténtico despropósito que no se esté dando prioridad a la rehabilitación de este edificio, y que haya además tantas plazas sin cubrir, más aún cuando tenemos a muchos dependientes esperando una plaza en residencia”, ha lamentado Arrabal, recordando que, según ha denunciado el Observatorio Estatal de la Dependencia, Andalucía se encuentra a la cola en esta materia, hasta el punto de que “cada hora fallece en Andalucía una persona dependiente en lista de espera”.

Lo que está pasando con la residencia de San José Artesano no es sino una prueba más de lo que lo que los socialistas llevamos tiempo denunciando: la desidia, la insensibilidad y la falta de empatía de un PP que está a otras cosas, y que es absolutamente incapaz de apostar por las políticas sociales, ni en Algeciras, a través del Ayuntamiento, ni con Moreno Bonilla en la Junta de Andalucía”, ha añadido la diputada autonómica.

La dirigente socialista algecireña ha insistido en que “la nefasta gestión de los fondos europeos no la podemos pagar siempre los ciudadanos”, y ha calificado de “lamentable” la “parsimonia” con la que se está tratando todo este asunto. “La residencia pública de mayores de Algeciras en estado crítico, con filtraciones cuando llueve, los mayores sin servicios, el PP de Landaluce callado y el de la Junta como si la cosa no fuera con ellos”, ha concluido Arrabal, insistiendo en que desde el PSOE de Algeciras se seguirá trabajando para llamar la atención sobre este asunto y exigir actuaciones, y en que “no pararemos hasta que el tema esté resuelto”.

Cabe recordar que la última iniciativa parlamentaria al respecto se materializó el pasado 1 de marzo, cuando Arrabal pidió a la consejera de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad, Loles López, que diera “un plazo aproximado” para la adjudicación y elaboración de un nuevo proyecto que permita retomar la necesaria rehabilitación de este inmueble, que entonces llevaba ya varios meses con tres plantas tapiadas.

Sin embargo, la única respuesta obtenida fue que se estaba “pendiente” de una prórroga para la subvención de 7,8 millones de euros de fondos europeos que se habían puesto “en peligro” por una mala gestion, y “un mes después seguimos igual, sin noticias y con la obra parada”. Ahora además, tal y como denunció recientemente el sindicato UGT, los mayores se han quedado también sin cafetería, porque el personal está “bajo mínimos” y porque las condiciones de techos y paredes “no son las adecuadas”.