“Los Presupuestos para 2024 certifican el ‘impuestazo Landaluce’ y no resuelven los problemas de Algeciras”

La portavoz socialista, Rocío Arrabal, lamenta que el alcalde no tenga la “valentía” de explicar por qué presenta “tarde” unas cuentas que, además, son “mentira” y “pura propaganda”, y sólo evidencian su incapacidad inversora y su falta de proyecto para la ciudad

La secretaria general del PSOE de Algeciras y portavoz municipal, Rocío Arrabal, se ha mostrado muy crítica con la presentación de los Presupuestos Municipales para 2024 por parte del alcalde y la concejal delegada de Hacienda, en un acto de “pura demagogia y propaganda política” esta semana en el que, además, han quedado en evidencia el “impuestazo Landaluce”, la falta de capacidad inversora y la ausencia de proyecto político para la ciudad.

El titular de esa presentación sería que Landaluce miente, y no porque lo digamos nosotros, sino porque así lo confirman, de forma reiterada, los informes técnicos que acompañan a los expedientes”, ha señalado Arrabal, lamentando también que el alcalde de Algeciras no tenga la “valentía” de contar a la ciudadanía la “verdadera razón” por la que han tardado tanto tiempo en presentar estas cuentas públicas, pese a contar con mayoría absoluta en el Ayuntamiento, como “tampoco ha tenido el valor de reconocer a cuánto asciende actualmente la escandalosa deuda municipal”.

Además, advierte la dirigente socialista, Landaluce no sólo presenta sus presupuestos “tarde y mintiendo”, echándole la culpa del retraso a otras administraciones aunque “eso no se lo crea ni él”, sino que presenta unos presupuestos que “evidencian su falta de proyecto para Algeciras y su incapacidad absoluta: incapacidad de gestión, incapacidad inversora e incapacidad para garantizar una adecuada prestación de los servicios públicos y para resolver los problemas de la ciudad”.

Asimismo, Arrabal insiste en que “estos presupuestos confirman que el ‘impuestazo Landaluce’ existe, por más que el PP se enroque en negarlo en un nuevo acto de demagogia política y de pura propaganda”, y “con un alcalde empeñado en distraer la atención de la ciudadanía con fotos y discursos alejados de la realidad, y haciendo oposición a la oposición para tratar de tapar que sus políticas de supuesta austeridad y su gobierno no son más que una gran mentira”.

Cabe tener en cuenta que el PP algecireño presentó en 2020 unos Presupuestos de 119 millones de euros que resultaron ser “mentira”, con un informe posterior de liquidación emitido por el interventor municipal que los cifró en 130 millones, un 8% más. Aún más “falsos” resultaron los presupuestos de 2021, que Landaluce anunció por unos 112 millones de euros y acabaron siendo de 150 millones, un 25% más, según el informe del interventor. Tanto en 2022 como en 2023 los Presupuestos fueron presentados por 120 millones de euros, y en ambos casos dichos anuncios también fueron “mentira”: los informes del interventor acabaron cifrando las cuentas de 2022 en 166 millones, es decir, un 35% más de lo anunciado, y las de 2023, las modificaciones posteriores las han ido aumentando hasta llegar a los 178 millones, un 38% más.

Un grave problema de financiación y de control del gasto

Para el PSOE de Algeciras, lo que evidencia toda esta dinámica es que el gobierno municipal de Landaluce tiene “un grave problema del control del gasto”, y que los Presupuestos de 2024, presentados esta semana, se incrementarán en, al menos, un 30% más, pudiendo alcanzar finalmente los 164 millones de euros.

Así las cosas, Arrabal ha recriminado a Landaluce que diga “que los presupuestos son austeros, porque no es verdad”, y le ha instado a presentar “unos Presupuestos reales, que no sufran modificaciones constantes y que, por supuesto, no estén al servicio de la publicidad, la propaganda y la demagogia política de un alcalde que es cualquier cosa menos austero, y que ha provocado al Ayuntamiento un grave problema de financiación”.

El presupuesto real es el que pagan los ciudadanos con el impuestazo Landaluce, en una ciudad en la que las barriadas siguen abandonadas, los servicios públicos cada día que pasa más deteriorados y caros, y en la que hay que pedir préstamos bancarios para pagar otros préstamos, tras 13 años de desastrosa gestión”, ha añadido la dirigente del PSOE algecireño.

Arrabal ha concluido esta primera valoración insistiendo en que “diga lo que diga el PP, la realidad demuestra que sus proyecto de Presupuestos para 2024 no es austero, y no lo es porque se nutre de préstamos y de una subida de impuestos, y no precisamente para mejorar el estado de la ciudad y la calidad de vida de la gente, sino para fotos y propaganda, para pagar la Administración paralela de Landaluce, 1 millón de euros al año en asesores y cargos de confianza; para aumentar las concesiones de servicios públicos mientras no se fiscaliza a las empresas ni se le exige que cumplan el pliego, y para pagar intereses bancarios e intereses de demora a los proveedores, a los que no se paga en tiempo y forma y a los que se debe tanto dinero que muchos ni quieren ya trabajar con el Ayuntamiento”.